RETAIL ENTRA, AGARRA, LÁRGATE.

Las redes sociales, Linkedin, se llenan de vídeos de personas entrando en las tiendas de Amazon Go, andando de prisa por los pasillos, agarrando cosas, saliendo. WoW, 15 segundos. Nos dicen que ése es el futuro. Que en el futuro (bastante próximo), la mayoría de las tiendas en el mundo serán así. Nos dicen que la tecnología Just Walk Out Shopping será la que nos llevará a un nuevo Retail.
Gente que entra en nuestras tiendas del futuro, camina de prisa, agarra una bolsa de patatas y se larga. Es el Retail de entrar, agarrar y largarte. Y suena bien: será el fin de algo que todos los consumidores odiamos: esperar para pagar. Lo cual debe superarse, porque es ineficiente, y no beneficia ni a consumidores ni a retailers. ¿Pero Amazon Go es la solución correcta? ¿O tendremos que seguir buscando si queremos que la mayoría de los consumidores se beneficien de este avance que situará a la conveniencia en otro estadio?
Amazon Go, ese Retail de 15 segundos que nos asombra, es el Retail del algoritmo total. El de cámaras & sensores de movimiento, inteligencia artificial, control de peso, códigos QR…. Este Retail gran hermano que sabe lo que ocultas en tus bolsillos y sabe del movimiento extraño de tu mano parkisiniana. 15 segundos.¡ Créanlo¡. Amazon go nos dice que el Retail de gente atendiendo a gente es una cosa del neolítico, el Retail de dinero en los bolsillos es de trogloditas, lo importante es que la gente entre, coja, salga. La clave es que el Retail esté lo más cerca posible de una máquina vending. Lo importante es que una tienda física se permute en una máquina vending o en una página web. Jeffrey Bezos nos está marcando el camino. Los demás sueñan con imitarle. Es más, será Bezos el que les venda la tecnología. Poned todos vuestros esfuerzos, vuestra tecnología en lograr la clave: que entren, que cojan, que salgan.

Algún mal pensado estará pensando: ¿Pero en eso no consiste internet?

Ya estamos en la fase 15 segundos. Luego resolveremos algunas cosas secundarias pendientes. Como puede ser ¿qué hacemos con los varios miles de millones de personas que no tiene tarjetas de crédito o débito? En Estados Unidos, en España, hay millones y millones de personas sin tarjetas de crédito o débito. En Asia y Latinoamérica la mayor parte de la población no tiene tarjetas de crédito o débito. San Francisco , Filadelfia y Nueva Jersey, acaban de prohibir las tiendas sin efectivo (también se han prohibido en Massachusetts desde 1978): son discriminatorias. Por lo visto, según la Reserva Federal el 84% de los blancos en 2017 estaban “totalmente bancarizados”, solo el 52% de los negros y el 63% de los hispanos lo eran.
Al final Amazon Go tuvo que ceder, y aceptar algo tan antediluviano como es el dinero:

Resultado de imagen de amazon go cash

Fuente: Yahoo

Según datos del gobierno norteamericano, más del 50% de los consumidores pagan en efectivo cuando compran productos que valen menos de 24.99 dólares. En Europa pasa lo mismo. El tíquet medio de Amazon Go está por debajo de esos 24.99 dólares. Por otro lado, gran parte de los pequeños comerciantes en cualquier parte del mundo, desea recibir dinero si su compra es de un valor menor a esas cantidades, debido a que así se evitan el costo de las tarifas de crédito. Si Amazon go fuera el futuro total de todos los retailers en el horizonte cercano:

1. Exiliaríamos del Retail a miles de millones de personas.

2. Los pequeños retailers desaparecían en masa debido a los costes descomunales que supone una tienda “Just Walk Out Shopping”. Se estima que Amazon invierte más de un millón de dólares en tecnología en las tiendas Amazon go (recordemos que son tiendas pequeñas y que venden sándwiches y refrescos), algo imposible para cualquier empresa local de conveniencia. Si los consumidores decidieran en masa que esa es la opción-

3. Los retailers, si recibieran el cien por cien de los pagos (por pequeños que estos sean), deberán transfieren el costo de las tarifas de tarjeta de crédito a todos sus clientes a través de sus precios. Con una gran diferencia: las grandes compañías pueden negociar tarifas más bajas, pero los pequeños comerciantes no, y la cantidad que pagan a las compañías de tarjetas de crédito a menudo es mucho mayor que lo que pagan los grandes retailers. De tal forma que se ahondaría la brecha entre los pequeños y los grandes. En otras palabras, un mundo con millones de tiendas “Just Walk Out Shopping” significaría la defunción de parte de nuestro tejido comercial actual.

Por otro lado, si pronto llegara de forma masiva este Retail de 15 segundos a España, nos encontraríamos con un problema:

Resultado de imagen de pagos españa statista

“Just Walk Out Shopping” de Amazon Go es el éxtasis experimental de la conveniencia.  El WoW de los consumidores es emocionante. Luego cuando has entrado 223 veces, y has luchado contra el tiempo, y has intentado engañar al gran hermano robando algún yogur de arándanos y ves que siempre te pilla,  (“la experiencia de robar en tiendas, excepto que es legal, y no necesitas esconder las cosas en tu chaqueta”) aquello empieza a ser rutinario. Y a lo mejor sucede que empezamos a acordarnos de los efectos colaterales de este camino hacia  el retail de 15 segundos.
Y es entonces cuando todo aquello se parecerá  a una máquina vending pero sin moneda y cristal por medio.

Autor: Laureano Turienzo. Asesor & Consultor Empresas retail