71 DÍAS


Hace 71 días, leímos que el Gobierno Chino aislaba Wuhan, una ciudad de 11 millones de habitantes. Cosas de los chinos.

71  después, el mundo ha sido temporalmente derrotado por un “agente infeccioso microscópico”. Son cosas de la naturaleza. Lleva milenios derrotándonos. Recordándonos que siempre seremos minúsculos. A tal punto de que tod@s moriremos y ella seguirá ahí. Por lo visto, sucede que  millones de virus duermen en la naturaleza, y aún no han sido descubiertos.  Están ahí esperando, microminúsculamente. Están en la tierra, en las plantas, en las cosas que tocas. Y en la lluvia. Llueve más de un billón de virus por metro cuadrado cada año. Y algún estudio afirma que todos los días se depositan más de 800 millones de virus por metro cuadrado en la Tierra.  También, hay quienes afirman que suelen cebarse en los humanos cuando nos da por alterar ecosistemas.  En serio, están por todas partes, por increible que esto parezca: están detrás del ruido de la lluvia tras la lluvia, detrás de los campos en flor, detrás de todas las maravillas que tus ojos celebraron ver, por lo visto puede estar dormitando un virus, y quizá alguno capaz de derrotar al mundo en 71 días.

El Covid-19 nos revela lo minúsculos, insignificantes, prescindibles que somos.  Vivir es lo más bello que le puede pasar a un ser humano, pero vivir es caminar por la cuerda del alambre a mil metros de altura , terremotos, inundaciones, ciclones, tsunamis, pandemias.. El mundo ya ha experimentado otras pandemias en el pasado, especialmente la mal llamada gripe “española” de 1918-1919.  Es lo más parecido a esto, desde el punto de vista de catástrofe de salud que abarcara a gran parte de la población mundial. Aquella gripe española ocurrió en tres oleadas durante 1918 y 1919. La primera ola comenzó en marzo de 1918 y duró hasta el verano. La segunda ola fue la más letal y ocurrió durante el otoño de 2018. Y la tercera ola fue en la primavera de 1919… Luego desapareció. No se sabe muy bien cómo. Dicen que posiblemente a causa de una nueva mutación del virus, esta vez más benigna. 

Posiblemente afrontamos la crisis más importante de la historia del capitalismo, junto con el Crack del 29, la cual sucedió justo al recuperarse el mundo de la pandemia del 29.  Las posteriores crisis al 29 no vinieron acompañadas de una crisis económica anudada a una crisis de salud, y por supuesto nunca hemos vivido una crisis económica que se haya expandido globalmente a la velocidad de ésta. Una crisis económica con consecuencias aún desconocidas para la estabilidad financiera, y que hoy casi nadie se aventura a asegurar que será simplemente una crisis pasajera de unos meses. Y luego saldrá de nuevo el sol, y nada habrá sucedido. No, la economía mundial quedará herida durante meses, y seguramente años.

La crisis de COVID-19 nos ha revelado las grandes fragilidades de nuestras estructuras económicas,

46 días después de que Wuhan fuera cerrada, Italia confina a Italia. 60 millones de personas ingresan en un mundo aislado. 51 después del día A de Wuhan, 47 millones e españoles saben que viven en un país confinado. Luego llegará Francia, UK, USA.. Esta semana la India decreta el mayor aislamiento poblacional de la historia, 1300 millones de personas. Hoy la mitad de la población mundial está confinada. Las grandes fábricas paradas. Las autopistas sin coches. Los aeropuertos sin aviones. Hay decenas de millones de tiendas cerradas. La economía mundial habrá tenido una contracción del 12% en estos 71 días. Algo que no pasaba desde hace un siglo.

El número de personas desempleadas en los Estados Unidos ha alcanzado los 10 millones después de que 6.65 millones de personas más solicitaron beneficios de desempleo en una semana.

71 días bastan para cambiar el mundo. Los estados han sido derrotados temporalmente por un “agente infeccioso micróscopicos”

Laureano Turienzo

Laureano Turienzo. Consultor & Asesor empresas retail

2017-2019: 200 conferencias con más de 50.000 asistentes de 15.000 empresa del Retail, y «one to one» con empresas líderes en 32 países.  He asesorado, o han contratado mis servicios, 7 de los 10 principales retailers de Iberoamérica y más de 80 empresas e instituciones en estos 3 años.