EL PAÍS DONDE USTED NUNCA VERÁ UN STARBUCKS

Los medios de comunicación de aquí hoy no hablan de lo que hablarán mañana. Yo se lo adelanto. Lo leerán en las noticias. Apuesta segura. Mañana se acaban décadas de resistencia. Cae Italia. Cae Milan.

Observen esta foto. Una maravilla. Es un palacio. Será un Starbucks. El primero en Italia. El país donde nunca verá un Starbucks.

 

Foto: Palacio donde se abrirá mañana el primer Starbucks en Italia

 Starbucks abre su primera tienda en Italia. Mañana se acaban 5 décadas de “no pasarán”. Los italianos han aguantado lo que otros no conseguimos aguantar. Han visto, con una sonrisa nerviosa, como Starbucks abrió decenas de miles de tiendas en casi 80 países.Los italianos nunca iban a beber café de una empresa que venía de Seattle. Nunca. Starbucks lo sabía: había analizado decenas de veces el mercado. Era el único lugar del mundo civilizado donde aún no se podía ver un Starbucks. En la patria del café como estilo de vida, del café fashion, del café deconstruido, del café vestido de Armani, llegan los de siempre. Y no entran de puntillas. Eligen el epítome del italian fashion stile of live. Eligen Milano. Y abrirán el que posiblemente sea el Starbucks más lujoso de todos los tiempos… Al menos eso nos contarán. Pero por las fotos que hemos tenido el privilegio de ve, antes de que los medios de aquí hablen mañana de lo que sucederá, puede que sea así.

Starbucks entra con traje y corbatas caras, en Ferrari y bronceado: ha elegido un espectacular palacio de Milan, donde los de Seattle construirán un templo del café de 2.300 m2, donde aparte de cappuccino, espresso, frappuccino,  se servirán bebidas alcohólicas. El lugar correcto para dejarte ver.

Fotos del primer Starbucks en Italia, que se abrirá mañana (fuente: ilpost ):

Por supuesto, como en todos los lugares, Starbucks cobrará el doble de lo que se cobra por un café en una buena cafetería de Italia. Más caros, y de fuera. Fracasará… O no… Quizá los italianos, italianisimos en sus formas de vida, abracen esta nueva opción. Somos militantes de algo hasta que dejamos de serlo. Es así de sencillo. Y quizá Starbucks Milano sea el refugio de todos los inconformistas, de todos los que desean agrietar lo que se suponen que son, para aquellos afiliados a la contracorriente, o simplemente se convierta en el albergue de los curiosos, de los despistados, de la gente común que busca novedades. No enterremos de antemano a Starbucks. Italia caerá, como cayeron los demás. Siempre cabe la opción, para los partisanos de lo nuestro, que Starbucks huya, salga del país derrotado. No sería lo imposible.

Lo de mañana, es la venganza con champán de Starbucks contra Costa, los segundones que se han dejado comprar esta semana por Cocacola.  

Starbucks, entra a lo grande en Italia, dando codazos: elige un palacio anonadante para abrir una tienda con medidas casi de campo de fútbol, y encima dice que abrirá cuatro más en Milan con su socio local Antonio Percassi a fines de este año.

El país donde usted nunca verá un Starbucks ya no se llama Italia.

Laureano Turienzo: consultor internacional, Speaker, profesor en varias escuelas de negocio internacionales. Autor del blog sobre estrategias y tendencias sobre retail en castellano más leído.

Empresas e instituciones que con las que colaboro, o he colaborado en 2018: