EL PLAN SECRETO Y DEFINITIVO PARA DERROTAR A AMAZON

Hace algo más de un año, en Nueva Jersey, se reunieron más de 14.000 personas para asistier a la reunión anual de Walmart. El tipo que más manda ahí cuando hablamos de omnicanalidad , comercio electrónico y caminar hacia el futuro, Marc Lore, subió al estrado y pronunció las siguientes palabras: “Imagínense a nuestros empleados de todo el mundo entregando pedidos a clientes en su camino a casa. Eso puede ser un verdadero cambio en el escenario“. Nadie nunca había ido tan lejos. Marc Lore no les estaba hablando a esas 14.000 personas, le estaba hablando al mundo, pero sobre todo le estaba hablando a Jeff Bezos. ¿Quieres pelea?, pues vas a tenerla.

Amazon estaba “maleducando” a los consumidores con sus entregas gratuitas e hiperápidas. Ahora todos los demás tenemos que imitarles: no es posible no hacerlo y competir de tú a tú con ellos, pero eso nos condena a márgenes liliputenses durante los próximos años: esos tipos de Seattle realmente no ganan dinero en sus negocios de retail, viven de sus negocios en la nube, sus suscripciones y de la venta de publicidad , pero nosotros somos retailers, vivimos de lo que venden nuestras tiendas. La última milla puede acabar con nosotros.

Aquel día Marc Lore (un tipo realmente brillante que se embolsó 3.3 mil millones de dólares al vender su empresa jet.com, de clientes urbanos y milenarios, a Walmart, y encima le pusieron el despacho con más poder en Walmart), le vino a decir a Amazon: no os tenemos miedo. Tenemos casi dos millones de empleados en US y 4700 tiendas dentro de 10 millas del 90% de la población US. Si solo el 5% de ellos aceptan sacarse un sobresueldo por entregar los pedidos onlinede última milla con sus vehículos particulares de camino a sus casas, estaremos hablando de 100.000 personas. 100.000 personas que harán mucho más barata la última milla para nosotros que para vosotros.

Poco después, Walmart lanzó un test piloto en Nueva Jersey y Arkansas,  pero esta semana hemos sabido por Reuters que aquello no fue bien. O al menos aparentemente no tan bien como se preveía, pues por lo visto no tuvo gran acogida por parte de los empleados, según le comentaron a Reuters dieciséis trabajadores que participaron en el ensayo.

Según Reuters, “Walmart pagó a los empleados de la tienda $ 2 por paquete, y los participantes hicieron entre tres y cinco entregas totales durante un viaje típico dentro de un radio de diez millas. También les reembolsó 54 centavos de combustible por milla, por encima de la tasa de reembolso federal de combustible de 53.5 centavos en 2017, y les ofreció una hora adicional de pago de horas extras”. Pero por lo visto todos los empleados que se inscribieron, dijeron que normalmente perdían al menos 30 minutos de tiempo, esperando en la tienda después de que terminaran sus turnos para recoger los artículos y nunca fueron compensados por ello. Y, según Reuters, Walmart no ofreció más de una hora de tiempo extra, incluso si tardó más de una hora en entregar los pedidos después de terminar su semana laboral de 40 horas, dijeron los participantes. Los trabajadores que participaron en el programa dijeron que la entrega de cinco paquetes generalmente les tomaba más de dos horas.

“En cuanto a seguros, riesgos y responsabilidad por accidentes y paquetes perdidos, muchos de los empleados con los que habló Reuters dijeron que no estaban claros si Walmart asumiría la responsabilidad o no”.

Walmart necesita subir sus ventas en internet: está cayendo su progresión de crecimiento, y en un escenario omnicanal, tiene que tener ser líder en todos los canales si aspira a ser el líder global. La evolución del crecimiento se está frenando:

“Walmart hace poco ha extendido la entrega de comestibles en línea a 100 áreas metropolitanas antes de fin de año. Los pedidos se realizarán en más de 800 tiendas en todo el país y se enviarán a los compradores a través de conductores contratados a través de Uber, Deliv y otras plataformas de transporte y entregas. Otros minoristas como Costco, Target y Kroger también se están uniendo a la batalla cada vez más costosa para los clientes que quieren huevos y leche sin abandonar su sofá”. (Fuente: New York Times).

Hace tres semanas, The Wall Street Journal abría con este titular: “Walmart to Enter New York City—Not With a Store, but an Ecommerce Center”.

Las tiendas más grandes de Walmart, los supercentros tienden a existir en las afueras de las ciudades y en las zonas rurales.Un problema de cara al futuro. Ser el más grande y no estar masivamente, por ejemplo, en Nueva York es inadmisible para el futuro próximo.

Ahora Walmart está testando entregas en 30 minutos en China, y nuevas alianzas como Postmates, Deliv y Doordash, Waymo…etc

Ahora todos los retailers en US están corriendo por adaptarse a los nuevos tiempos, pero Amazon les saca una década de experiencia: lleva entregando en dos horas desde 2007.

Autor: Laureano Turienzo. 

Email: info@.retailnewstrends.me

Consultor freelance, conferenciante internacional, profesor retail escuelas de negocio. Empresas e instituciones  con las que he colaborado 2018: