EL RETAIL EUROPEO SE RECUPERA Y YA ESTÁ EN NIVELES PREVIOS A COVID-19

Ayer por la tarde, Eurostat publicó uno de los datos más esperanzadores de lo que llevamos de año. Los medios de de comunicación aún no han mirado masivamente  hacía allá. Y las revistas especializadas en retail olvídense.

 

Una parte muy considerable de la economía y población española vive de la industria del retail.

 

La recuperación de la industria del retail en la zona europea ha sido la más rápida del mundo, por encima de la China (aún en números negativos), o la de Estados Unidos.

 

El volumen de ventas minoristas en la zona euro se recuperó en junio a los niveles registrados en febrero antes de los bloqueos.  Está creciendo a un ritmo del 20.4% interanual, con las tiendas con aforos limitados, con un consumidor que nos han dicho casi todas las grandes consultoras que no volverá a ser el mismo y que esto de ir a tiendas físicas se ha muerto parcialmente. No solo no ha sido así, sino que como indiqué en mi artículo de marzo, el nuevo consumidor postcovid, habría menos tráfico en las tiendas, pero habría heavy buyers (supracompradores).

 

Nos dijeron que a los europeos ya nos nos gustaba mucho ir a tiendas físicas y que ya casi todo lo íbamos a comprar por internet. Bien, l según Eurostat, las compras en línea  europeas cayeron en junio por primera vez este año en un 6,8% en el mes, ya que los consumidores volvieron a las tiendas físicas.  El crecimiento ilimitado y sin retorno del comercio electrónico, tal como nos contaban, ya indiqué que era una quimera. No tenía sentido, ni económicamente, ni socialmente. Cumpliéndose las predicciones que hice en un post en Linkedin en marzo y que recibió numerosas (cientos) de críticas.

Las compras online se han disparado, y millones de consumidores han comprado habitualmente por internet productos y servicios que jamás habían comprado. Esto hará sin duda que muchos y muchas se familiaricen con esa forma de comprar y lo naturalicen. Lo cual, sin duda, dará lugar a un despegue de las ventas online, lo cual es bueno para los consumidores y para muchas empresas. En absoluto el online es enemigo del físico sino maravillosos aliados al servicio de los consumidores.  Pero lo que no tiene el más mínimo sentido es la versión cuasioficial de que los consumidores ya abandonarán en gran parte sus habitos de ir a comprar a tiendas, y que sobran millones de tiendas. No solo es absurdo, no solo no es real, sino que denota un profundo desconocimiento del retail y del adn humano de los consumidores.

 

Las ventas de textiles, prendas de vestir y calzado crecieron un 20,4% intermensual en la zona euro, tras un aumento récord del 224,1% en mayo. La gente tiene la costumbre de vestirse, incluso en tiempos de pandemia. Y entre usted y yo, la mayoría de la gente tiene la costumbre de ver, observar, sentir la ropa que compra, por mucho que las ventas online en este sector hayan subido: la mayoría de las personas prefiere lo físico. Al menos en un porcentaje de 4 a 1 a día de hoy. Es verdad que mucha de esta venta es consecuencia de la demanda desplazada por el confinamiento. Pero la evolución del sector textil retail europeo ha respondido mejor  de lo esperado.

 

También ha subido un 12,1% para los productos no alimentarios, mientras que alimentos, bebidas y tabaco disminuyeron un 2,7%.

 

El volumen de compras aumentó un 20,3% en mayo para el mes: el aumento más pronunciado desde que comenzaron los registros de la zona euro en 1999. Los aumentos históricos en mayo y junio han compensado las caídas históricas en marzo y abril.

 

Resultado: el volumen de compras en junio en la industria del retail europeo fue un 1,3% más alto que el año anterior, el primer aumento anual desde febrero.  Y los países que mejor se comportaron fueron Irlanda (+ 21.9%), España (+ 16.5%) e Italia (+ 13.8%). Se observaron disminuciones en Austria (-2.5%) y Alemania (-1,6%).

Si bien en en ventas comparadas año a año, en junio 2020 vs junio 2021 estamos en España muy lejos todavía de las ventas que tuvimos el otro año. Pero la evolución es positiva, Mucho más de las previsiones que habían.

Tenemos que ser realistas, y la realidad es que otoño va a ser muy complicado; Y MUCHO más si hay nuevos confinamientos, pero también es verdad que todos los análisis previos que se hicieron mientras estabamos confinados eran mucho más pesimistas, apocalípticas, que lo que el tiempo nos ha revelado. Esperemos a Otoño siendo conscientes de lo complicadísimo que va a ser, pero con esperanzas de que el tiempo, la realidad, nos revele un escenario mejor.

Aquí está la noticia.

 

 

 

 

Autor: Laureano Turienzo. Consultor & Asesor empresas retail

2017-2019: 200 conferencias con más de 50.000 asistentes de 15.000 empresa del Retail, y «one to one» con empresas líderes en 32 países.

He asesorado, o han contratado mis servicios de asesoría, 7 de los 10 principales retailers de Iberoamérica y más de 80 empresas e instituciones en estos 3 años. He ayudado a más de 100 empresas a su transformación estratégica

lturienzo@asociacion-retail.com