EL RETAIL SUCIO

Eso que ven ahí es un mercado en Dharavi. En  Dharavi nadie sabe cuánta gente vive. Dharavi es un barrio de Bombay. Quienes hemos estado en Bombay, nunca estuvimos en Dharavi. Dharavi es el mayor infierno en vida en el planeta tierra. Un lugar donde los turistas no tienen sentido. Es casi seguro que entre 600 mil y un millón de personas vivan en 2.5 km2 . Unos 3.2 millones de personas viven en los 604Km2 de la ciudad de Madrid. Si en Madrid tuvieran la misma densidad de habitantes por Km2, en Madrid vivirían 771 millones de personas.

Más de 3 mil millones de personas en el mundo no tienen conexión a intenet. No tienen ni  idea de que el presente se llama omnicanalidad. Es más, jamás han oido esa palabra. Y seguramente muchos y muchas de ellas nunca lo oíran en su vida.  El formato más expendido en el mundo donde se venden cosas son los mercados como los que ven en la foto. Cientos de millones de personas cada día acuden a esos mercados asfixiantes, carnales, terriblemente humanos, a comprar algo que comer. En asia, en Latinoamerica, en Africa. Pero los neo gurus del retail,  nos dicen que el mundo de la próxima semana será un mundo de muchas tiendas Amazon Go, Inteligencia artificial, omnicanalidad, casas conectadas, y experiencias de compra bladerunnianas. Es más, nos dicen que  en unos pocos años la mitad de las ventas del mundo se harán por intenet. Que esto también va a ir en la mayoria de la humanidad de darle a un botón y que las cosas te lleguen a tu casa.

Se trata del retail sucio, el que congrega más consumidores en el mundo. Este mundo mayorítario, este retail humanamente mayoritario está exiliado de la omnicanalidad y de las verdades absolutas de los neogurús del retail.

En el mundo apenas una treintena de países tienen más del 50% de la población con tarjetas bancarias

En Dharavi acaba de entrar el Covid-19. Y las autoridades indias, y la OMS, recomiendan a los habitantes de Dharavi, la distancia social. De lo contrario, habrá muchas muertes, dicen.

Seguramente morirán decenas de miles, cientos de miles, de personas en Dharavi en los próximos días. Pero seguramente no saldrán en los números oficiales de caídos por el Covid-19. En realidad, muchos de los que viven en Dharavi, sencillamente no existen. Ningún estado cuenta las moscas que hay en su territorio, o las hormigas. Muchos de los que viven en Dharavi son los lumpeproletarios de los parias, una mezcla entre insectos y la nada. No existen. Por tanto sería absurdo pensar que pueden morir.

Darabi, inspiró la película ganadora del Óscar , Slumdog Millionaire. Y tras la ceremonia de los Óscar, cientos de fotógrafos viajaron a Bombay a fotografiar a niñas famélicas, a niños de caras sucias, a adolescentes embarazadas, a ancianos más muertos que vivos. Regresaron e hicieron magníficos reportajes en sus revistas occidentales… En occidente se estremecieron. Luego… pasó ese segundo humano que nos habita a todos y todas, y continuamos con nuestra vida occidental, quejándonos del sentido de nuestras vidas, de nuestros quilos de más, de otro año más sin ganar la liga.

.
En Darabi no hay agua corriente, y la gente defeca donde puede. La OMS y el Gobierno Indio les recomienda que se separen y que se laven las manos muchas veces al día. En Dharabi están inmunizados contra la vida. Aquí la esperanza de vida en este vertedero humano es de 39 años. Si cruzas la autopista, en el centro de Bombay la esperanza de vida es de 73,5 años.

Los dioses de allí, decidieron que nacían parias, que no nacían para las estadísticas, por tanto no mueren. Por lo visto muchos de estos no vivos, han salido pocas veces de esos 2.5 kilómetros cuadrados. Es la endogamia del vertedero. La vida consiste en buscarse la vida en el segundo siguiente. En dharavi la inmensa mayoría de los niños jamás han visto un juguete. Los únicos juguetes que verán en su vida serán los dibujos que hacen las nubes en el cielo. Dentro de Dharavi, tienes barrios más miserables, y menos miserables. Hay clases entre los parias, entre los ultrapobres. Algunos tienen tanto, que montan alguna tienda con trozos de maderas y vende de vez en cuando cosas. Otros, alquilan metros de sus chabolas para que puedas refugiarte durante las lluvias monzónicas. Es el capitalismo de los miserables. En todas las partes del mundo hay quienes tienen más y quienes tienen menos. Incluso en Dharabi

En Dharavi si eres niña, no está tan mal la cosa, puedes vender tu cuerpo, no es una cosa de que esté bien o mal, esos son conceptos occidentales, es una cuestión de hambre. Pero recuerda que las autoridades indias y la OMS te han dicho que mantengas la distancia social y que guardes los protocolos de higiene básicos.

A lo largo de 1800, el ejército británico estableció y mantuvo burdeles para que sus tropas los usaran en toda la India. Las niñas, muchas en la adolescencia de familias indias rurales pobres, fueron reclutadas y pagadas directamente por los militares, que también fijaron sus precios. Para 1864, había ocho barrios en Mumbai que albergaban a más de 500 prostitutas. Un siglo y medio después, Dharavi también tiene su barrio rojo, pero los colonizadores ya no andan por ahí, son los locales los que acuden a por carne a un buen precio.

En Dharavi empezaron a crecer fábricas, escondidas entre mares de chavalas,  donde una industria próspera produce a pequeña escala prendas bordadas, y  exportan artículos de cuero de calidad, cerámica y plástico, Productos que  viajan a occidente y se venden en tiendas, e incluso por internet. Visto desde ese punto de vista, Dharavi también es omnicanal.

En estas Dark Factories se hacinan decenas, a veces cientos de trabajadores y trabajadoras, en unos metros.   Y como digo, es una industria próspera: según la BBC la facturación anual de  estos negocios se estima en más de $ 650m al año. Algo así como un trillón de trillones para el estándar occidental .

Este Retail sucio, el de mercados abarrotados, ruidosos, asfixiantes, feos, son uno de los formatos más visitados del mundo. El mercado  Chatuchak, Tailandia, mide 14 hectáreas, y hay algunos días hasta 15.000 puestos (la mayor concentración de tiendas del planeta tienda, y supuestamente desconocido para los neogurús del retail) y atrae a 200,000 visitantes por día. En Mongolia, en Filipinas, en Guatemala, en Uzbekistan, en Niger, en Kenia… cientos de miles de personas se abarrotan en torno a este Retail sucio. Pero casi nada es igual a los laberinticos mercados de Dharavi, donde la omnicanalidad no ha llegado, ni llegará en las próximas décadas, pero sí que ha llegado COVID

Hace unos días se han detectado algún caso de infectado por COVID-19 en Dharavi. Y es necesario que los habitantes de allí sean responsables y que no salgan a la calle, y que no vayan a sus mercados, y que quien pueda que haga compras por internet y espere a que lo reciban en sus casas,  y que no se mezclen y que se laven las manos constantemente. Pero nos tememos que algún irresponsable no seguirá las instrucciones.

 

Laureano Turienzo. Consultor & Asesor empresas retail

2017-2019: 200 conferencias con más de 50.000 asistentes de 15.000 empresa del Retail, y «one to one» con empresas líderes en 32 países.  He asesorado, o han contratado mis servicios, 7 de los 10 principales retailers de Iberoamérica y más de 80 empresas e instituciones en estos 3 años.