EN ESTADOS UNIDOS LAS VENTAS ONLINE SUPERAN A LAS VENTAS FÍSICAS POR PRIMERA VEZ EN LA HISTORIA

Estas semanas, apareció la noticia: “en Estados Unidos las ventas online han superado a las ventas físicas por primera vez en la historia”. Los de la prensa especializada corrieron a envolver en oropeles y neones el titular. Muchas revistas y publicaciones se hicieron eco. Algunas consultoras empezaron su enésimo análisis sobre el fin definitivo del mundo retail tal y como lo conocemos
Bien, es falso.
Las ventas online están creciendo vertiginosamente, pero está lejos, lejísimos de superar a las ventas físicas. Miren, El Departamento de Comercio de los Estados Unidos estima que los consumidores gastaron $ 513,61 mil millones en línea en 2018, un 14,2% más que en 2017, pero están decreciendo en porcentaje versus a como venía creciendo en los últimos años.
Un solo retailer, Walmart, facturó esa cifra. En estados Unidos hay más de un millón de retailers medianos y grandes. Los 59 principales mercados en línea en los Estados Unidos vendieron $ 330 mil millones en ventas brutas de mercancías a los consumidores estadounidenses.
Y las ventas online están decreciendo: como digo este año crecieron al 15%, pero es que en el 2016 crecieron al 15.6%.
Las ventas minoristas totales aumentaron un 4,1% a $ 3,63 billones, según las cifras del Departamento.
Es verdad que hoy las ventas de comercio electrónico representaron más de la mitad, o el 51.9%, de todo el crecimiento de las ventas minoristas. Pero muy poca gente sabe que en 2008, antes de la crisis, las ventas online supusieron el 63.8% del crecimiento de todas las ventas.

¿Usted pensaría que un tipo que llama a su puerta y le quiere vender un tupper y usted lo compra, serían compras por internet? ¿Usted pensaría que si observa un catálogo en papel, y ve una botella de vino que le gusta y llama a ese call center para comprarlo, sería la suya una compra online? ¿Si usted ve un programa de teletienda en televisión, y ve un exprimenaranjas que le gusta y llama y lo compra, sería la suya una compra online? ¿Si usted va por el metro, y tiene sed, y compra una lata de cocacola en una máquina expendedora, eso sería compra online? Pues todas esas compras están dentro del apartado “Ventas comercio electrónico”. Ni siquiera saben esto. La definición del Departamento es, literalmente:

Las ventas de comercio electrónico son ventas de bienes y servicios donde el comprador realiza un pedido o el precio y los términos de la venta se negocian a través de Internet, móvil Dispositivo (M-commerce), extranet, red de intercambio electrónico de datos (EDI), correo electrónico u otro sistema en línea comparable. El pago puede o no ser
hecho en línea

Miren solamente en venta directa se estima que el otro año se vendieron 35 mil millones de dólares, y juntos, venta directa, venta por catálogo, venta por máquinas vending…. Estamos hablando de muchas decenas de miles de millones de dólares.

Y por otro lado, si de esa cifra que nos presentan online, quitamos todas las ventas hibridas, la cifra cae descomunalmente. Dicho esto, es evidente que las ventas online están creciendo descomunalmente y que van a crecer mucho en al futuro, sobre todo en ciertos sectores, como la moda, el mobiliario, los repuestos de coches, la electrónica la cosmética, etc, pero en otros sectores su crecimiento será mucho menor, y además incluso en los sectores donde va a crecer, tiene un techo de cristal y el crecimiento nos será ilimitado.

Siempre he declarado mi admiración por los actores disruptivos como Amazon, Alibaba, eBay. A los cuales siguen llamándolos nuevos actores, cuando todos tienen más de dos décadas de vida, algo menos por ejemplo de lo que tiene Costco. Y hay actores en Iberoamérica, como Mercado Libre o PC componentes, mayúsculos, excelentes, y desde luego han aportado al consumidor y al  Retail mucho más que los viejos y dinosauricos retailers, cuyos modelos de negocios en muchos casos siguen mirando al siglo XX, pero justamente por eso, no necesitan un ejército de fabricadores de titulares y consultoras arquitectas del fin próximo para que así les sea más fácil vender sus servicios milagrosos. Dejemos que los consumidores decidan por si solos.

Simplemente hay que contar la verdad: el comercio electrónico crece enormemente, y seguirá creciendo mucho más, las ventas híbridas (donde se combina en una misma compra muchos canales) serán las que más crezcan en el futuro, y en términos globales en el mundo, habrá más tiendas físicas en los próximos dos o tres años.

Autor: Laureano Turienzo  Asesor & consultor empresas Retail