GRACIAS LATINOAMÉRICA. El legado español en el retail latinoaméricano

Nadie ha escrito sobre algo fundamental, algo que llevo años estudiando. Algo que me cautivó.

Iberoamérica  es el hogar común de casi 700 millones de personas, comparten una lengua, tradiciones, formas de observar la vida, de deambular por ella, y comparten una historia común en torno al comercio minorista

La historia del Retail se ha vertebrado en torno al eje anglosajón Estados Unidos & Reino Unido & Canadá & Francia. Ahí nació los momentos, las empresas, los genios más brillantes de nuestra profesión. Este eje generó las  tendencias de consumo que viajaron por todo el mundo occidental, que luego derribaron el muro de Berlín, y asaltaron la Plaza de Tiananmen.

Este eje en los últimos años ha ido relegándose, en cuanto a vanguardismo dentro del Retail, por el eje China &ASEAN.

Pero hay otro eje que en los últimos años ha aportado tendencia y talento en el Retail mundial. Es el eje iberoamericano, desde las extraordinarias cadenas departamentales como El Corte Inglés, Liverpool, Palacio de Hierro, Ripley, Falabella…etc . A años luz de talento versus sus homólogos norteamericanos.  Los extraordinarios formatos de supermercados (de los mejores del mundo), del Grupo Éxito, Mercadona, Eroski, Automercado, Superama, Soriana, City Market, Sánchez Romero…. O grandes tiendas especializadas como Zara, Curacao, Efe, Unicomer, Mango, Ekono…

Y por no hablar de muchos de los centros comerciales que se han abierto en las últimas décadas, absolutamente brillante el parque de centros comerciales iberoamericano, infinitamente mejores que el centro comercial en Norteamérica (un desastre).

Como digo, el Retail iberoamericano en estos momentos está en el mejor momento de su historia. Y si bien el Retail asiático va a ser el que domine las próximas décadas, nuestro Retail va a ser una referencia sin duda en los próximos años.

Y de lo que nadie ha escrito es de algo de lo que debemos estar muy orgullosos, del origen español de gran parte del Retail latinoamericano.

La historia de España se vertebra en un cruce de culturas. Provenimos de ningún lugar en concreto y de todos en definitiva. Somos griegos, romanos, moros, árabes, visigodos, fenicios, celtas, íberos, cartagineses, Tartessos, suevos, griegos… Somos gente colonizada, culturizada, adoctrinada, sometida, derrotada, ganadora, víctimas, verdugos, genios, y analfabetos… Y finalmente somos todos los y las que se quedaron, y ellos y ellas surgió esta nación.  Siempre fueron mentira los mapas: los países nunca existieron, las fronteras son un invento moderno que se pacta en los despachos; los países son la gente que vive en ellos, y son sus emigraciones, y son sus migraciones, y son su arte, su cultura, su legado.

Hace apenas entre un siglo y siglo y medio, millones de españoles emigraron en masa de una nación empobrecida. Se cifran que alrededor de 3 millones y medio los españoles que partieron de los puertos españoles  a América, aunque estimaciones posteriores sitúan la corriente emigratoria entre 1882 y 1935 en torno a los 4,7 millones de personas.  Una parte considerable de la población española se marchó a “hacer las américas”, a buscar una vida en una continente millenial, donde las oportunidades estaban esperando. Muchos y muchas nunca regresaron. Se estima que varios millones de españoles subieron a un barco, y nunca más regresaron a su patria.

Algunos historiadores elevan las cifras, ya que argumentan que esas son solo las que recogen los registros de las salidas desde puertos españoles, pero hubo muchos emigrantes que embarcaron desde puertos como Burdeos, Gibraltar y Lisboa. Y hubo mucha emigración clandestina no re

Los años donde la emigración fue más masiva fuer entre 1900 y 1913, periodo en el que hubo más de 180.000 emigrantes por año.  Luego al llegar la IGM, los desplazamientos transoceánicos disminuyeron radicalmente

Entre 1919 y 1930 se retomó el flujo de “soñadores y soñadores”.

La mayoría de los que viajaban eran varones, solteros y jóvenes.  Y el grupo más numeroso era el de los varones de 15 a 19 años. Las mujeres no emigraban a edades tan jóvenes: las solteras no podían emanciparse hasta los 25 años

En un excelente estudio de Fundación directa, leo este párrafo:

 

De la juventud de los emigrantes se hacía eco la prensa habanera en 1916: “Ha llamado la atención de algunos colegas el número crecidísimo de inmigrantes menores de edad que llegan a esta Isla. En un solo vapor vinieron, hace algunos días, nada menos que 400. La edad de estos inmigrantes fluctúa entre los catorce y los diez y ocho años. Algunos no llegan ni a los doce. Tenemos entendido que existe una ley que establece la edad en que pueden ser admitidos los inmigrantes de este país. Por lo visto con esta ley ocurre lo que con otras muchas: que no se cumplen con la debida escrupulosidad. ¿Cómo vienen esos niños emigrantes? Por lo general, solos. Con o sin la correspondiente autorización de sus padres o tutores. Recomendados a algún pariente o amigo de la familia, casi siempre comerciantes. ¿A qué vienen? A dedicarse al comercio, empezando, como es natural, por las ocupaciones más humildes de la tienda en donde caen”. C. Yáñez, 1994

 

Los avances tecnológico hicieron que acortarán la duraciones de los viajes: pasaron de durar un mes (viajaban en barcos de vapor),  a tardar poco más de cinco días. Se estima que en últimos años del siglo XIX y primeros del XX, más de veintidós millones de europeos emigraron al continente americano. Millones de esos fueron españoles y españolas, que mayormente emigraron a los países de habla castellana.

Cientos de miles, millones de españoles y española embarcan hacia América. Uno de esos emigrantes se llama José,   hijo de comerciantes acomodados de Grado (Asturias), en 1908, con 16 años se embarcó hacia México. Algunas biografías dicen que viajó solo con 100 pesetas en los bolsillos. Pasó 2 años en México, trabajando de “chico para todo” en una tienda  propiedad de otro asturiano; más tarde decide ir a Cuba,  donde vivía su hermana Eustaquia. Empieza a trabajar en los almacenes El Encanto de Cuba. El origen del Retail español moderno está en Cuba. Los grandes almacenes El Encanto fueron creados en  1888 por otros hermanos asturianos emigrados a Cuba, José  y Bernardo Solís, los cuales establecen una tienda de telas. Las cosas les van bien. Y deciden ampliar el negocio con un empleado de su tienda, Aquilino Entrialgo. Crean la mercantil Solís, Entrialgo y Cía. S.A. en 1900. Nace “El Encanto”. Ese mismo año contratan como empleado a un jovencísimo emigrante asturiano. Se llama César Rodriguez. El padre fundador de El Corte Inglés. A los seis años de trabajar con ellos, cuando tenía 24 años, le nombran  gerente. En 1918 César se casa con María Antonia Muñiz Dávila, también de origen  asturiano y  buen nivel económico y  clienta habitual de “El Encanto”.

César estuvo 29 años trabajando en el que era entonces la tienda departamental más importante de la parte sur de este mundo llamado Tierra. En 1929 abrió en La Habana los “Almacenes Ultra” y en España financió la instalación y expansión de “El Corte Inglés”, de cuya gestión se encargó su sobrino Ramón Areces. Antes estuvieron por Estados Unidos y Canadá, entre otras cosas, visitando las tiendas de los grandes retailers de la época.

Pero regresando a nuestro relato: muchos de los emigrantes, a su llegada a los puertos de recepción, declaraban acerca de sus profesiones, “actividades mercantiles y artesanales”.  Eran los años trágicos para el scctor textil en Cataluña, y el declive del empleo manufacturero; también del ocaso de las tradicionales ferrerías vascas. Y luego estaba Galicia, que se había convertido en una sociedad próspera durante siglos, que fue hundida. El auge  del algodón del mediterráneo (protegido por los gobiernos) arruina la mayor empresa de Galicia: la del lino.  Galicia fue la primera región en cuanto al número de emigrantes (41,8% del total), luego van  Castilla-León con 12,4%, Andalucía con 9,7% y Asturias con 9,10%.

 

  • Los gallegos se establecieron fundamentalmente en las ciudades, y se dedicaron al comercio y al sector servicios o trabajaron en las industrias existentes allá donde se instalaban.
  • Los asturianos emigraron a edades muy tempranas, en muchas ocasiones para evitar el servicio militar, en otras “impulsados” por sus padres, que veían su partida como la oportunidad para salir de la pobreza existente en su región. Se dedicaron mayoritariamente al comercio y la agricultura.
  • Los vascos iniciaron la emigración a mediados del siglo XIX. A diferencia de otras regiones, en que los emigrantes eran trabajadores no cualificados, los vascos emigrados fueron industriales, artesanos o trabajadores rurales especializados, dedicándose en muchos casos a la ganadería.
  • Los catalanes fueron, fundamentalmente, artesanos, o jóvenes que, al acabar los estudios, se trasladaban a colaborar con parientes y amigos, ya asentados económicamente en el continente. Fue, probablemente, la región de la que partieron más profesionales con el objetivo de desarrollar su profesión, de buscar un mayor campo de acción, o de expandir sus negocios y empresas. Las personas en situación desesperada fueron menos numerosas en este colectivo.

 

Fuente: Fundación Directa

 

La mayoría de los  emigrantes españoles que se asentaron en núcleos urbanos trabajaron fundamentalmente en el comercio y en el sector servicios. Todos tenemos parientes que emigraron. Mi tío Virgilio emigró a Brasil, hace ya 60 años. Lo último que la familia supo de él, es que había abierto un kiosco donde se vendía de todo un poco, comida, bebida, prensa..etc.

Los pueblos latinoamericanos, sus naciones, recibieron a seguramente más de 5 millones de españoles y españolas, y su usted acude a los libros de historia, a los documentos que relatan nuestra mayor  diseminación, nuestro éxodo más mayúsculo, verá que apenas existen relatos donde se verifique que hubo rechazo o racismo hacía todos y todas nuestras compatriotas, hacia nuestros bisabuelos y bisabuelas, nuestros abuelos y abuelas, nuestros tíos y tías.  En términos generales fuimos bien acogidos. Como todo emigrante, todos los comienzos fueron difíciles, cuando llegas a una tierra que no es la tuya, y sin duda hubo abusos (que tenían más que ver con la explotación económica y clasista), pero la acogida no tiene nada que ver con la que muchos compatriotas sufrieron en sus emigraciones en los 50, 60 y 70 por Europa.

Los pueblos latinoamericanos nos vieron como parientes lejanos. Éramos familiares. Siempre lo fue, y lo seguirá siendo.

Desafortunadamente, algunos y algunas no devolvieron ese mismo trato a los emigrantes de aquellos países que llegaron a nuestro país en la primera década de este milenio. Pero eso es otra historia.

El legado español en el comercio en Latinoamérica, es comparable al legado británico en el comercio de Estados Unidos. Gran parte del Retail latinoamericano fue construido por emigrantes españoles. Y nadie ha escrito sobre esto. Es una pena.

Tenemos ejemplos de esto en muchos países. Muchas de las empresas líderes tienen origen español.

 

AUTOMERCADO

Hace unos días, estuve dando una conferencia para le Grupo Automercado de Costa Rica. Hablaba con el principal directivo de uno de las mejores cadenas de supermercados de Centroamérica, y me contaba que la empresa fue creada por su abuelo, Guillermo Alonso, paísano mío, maragato que llegó a Costa Rica, en 1917. Hoy, Automercado,  con 21 grandes supermercados, son un referente del buen gusto, y con una oferta y atención ultrapremium . Una delicia de buen gusto:

 

 

CARULLA

Tenemos también el caso de los espectaculares supermercados Carulla, de Grupo Éxito.  Con quien me unen muchos lazos emocionales y laborales.

Carulla fue fundada en 1905 por el inmigrante español Jorge Carulla Vidal, de origen catalán. Me confieso un enamorado total del concepto que han desarrollado  la cadena de supermercados  premium Carulla, y lo expresé en un artículo:

 

 

EL RETAIL EN EL QUE CREO

 

 

SUPERMERCADOS AURRERÁ

Jerónimo Julio Arango Arias  fundó este mítico retailer. Recién fallecido, fue uno de los hombres más acaudalados de México. Nacido en 1927, era hijo de un inmigrante asturiano, Jerónimo Arango Díaz. Arango fundó en 1958, junto con sus dos hermanos menores Manuel y Plácido, las tiendas de descuento Aurrerá.

 

SORIANA

Francisco Martín Borque nació en Soria, España, el 9 de agosto de 1917 y murió el 24 de diciembre de 1998 . Llegó a  México el 30 de octubre de 1926. Con el tiempo fundó uno de los retailers más poliédricos de nuestro ecosistema Iberoamericano con innumerables formatos. Uno de los líderes en su sector en México

 

GRANDES ALMACENES PARÍS

En 1900 nació esta multitienda que tiene hoy 11 mil empleados en Chile y en Perú. 41 tiendas departamentales en Chile y 9 en Perú. Fue  fundada por el español José María Couso

La mueblería la fundó el constructor español José María Couso,

GRUPO RAMOS

 El mayor retailer de Santo Domingo, con cadenas de supermercado como  La Sirena, Super Pola y Aprezio, es fundada 1 de diciembre de 1965, por  Román Ramos Uría a quien tuve la suerte de conocer hace un par de años cuando fui a dar unas conferencias a Santo Domingo. Román nació en Pola de Allande, Asturias, el 18 de octubre de 1941.

Hoy, es uno de los mayores empleadores privados de la República de Santo Domingo, con casi 10.000 colaboradores, y sus decenas de tiendas reciben casi 60 millones de visitantes al año

 

 

FARMATODO

La extraordinaria cadena de farmacias venezolana, fue fundada por el español  Rafael Zubillaga, de origen vasco. Hoy tienen más de 200 farmacias (alguna espectaculares) en Colombia y Venezuela .

 

LA ANÓNIMA

Líder de supermercados en la Patagonia argentina, fue fundada por el asturiano José Menéndez Menéndez nacido en  Avilés. Hoy emplea a casi 12 mil personas, con 159 tiendas distribuidas en 80 ciudades y 9 centros de distribución

 

GRUPO CALLEJA

Posiblemente la mayor empresa de El Salvador, dueños de la cadena líder de supermercados 100% salvadoreña, Super Selectos, con  63 años de trayectoria en el mercado y con 90 supermercados  en el país, que le convierten en el mayor empleador privado con miles de colaboradores. .

Fue fundada por Daniel Calleja, español, de Logroño.

Su nieto, educado en las mejores universidades norteamericanas, fue candidato el año pasado la Presidencia de la República  Salvadoreña, perdiendo ante  Nayib Bukele

 

 

Y podría seguir, y seguir, y seguir.

Es tan sólida la huella española en el Retail latinoamericano, que lejanamente debemos sentirno orgullosos de nuestro legado, y de lo que han hecho todas sus familias, por los países y las sociedades que les acogieron, les trataron como parientes cercanos, le invitaron a hacer sus hogares, fundar sus familias, desarrollar sus negocios. Hoy sus nietos y biznietos, ya son de donde debe ser, de los países que les amaron, y a los que su familia debe fidelidad

Muchas gracias Latinoamérica, por acogernos

 

Autor: Laureano Turienzo. Consultor & Asesor empresas retail

 

2017-2019: 200 conferencias  con más de 50.000 asistentes de 15.000 empresa del Retail, y «one to one» con directivos de empresas líderes en 32 países.

He asesorado, o han contratado mis servicios de asesoría, 7 de los 10 principales retailers de Iberoamérica y más de 80 empresas e instituciones en estos 3 años. He ayudado a más de 100 empresas a su transformación estratégica

lturienzo@asociacion-retail.com