HAGA YOGA EN SU SUPERMERCADO O EN SU TIENDA FAVORITA

Waitrose es una cadena de supermercados ingleses que tiene más de un siglo. Estamos hablando de algo serio en el universo retail: esta empresa tiene más empleados que, por ejemplo, Mercadona. Si usted viaja al Reino Unido, es muy probable que se tope con alguno de sus supermercados o tiendas de conveniencia. Son supermercados muy británicos, uno de sus lemas es “We’re backing British”. Y si paseas por los pasillos de sus supermercados, sentirás que suena sordamente el Good Save the Queen en tu cabeza, y no precisamente el de los Sex Pistols. Waitrose les ha dicho en innumerables ocasiones a sus clientes, que ellos son de los suyos, que no les abandonen por esos germanos venidos de la madrastra europa: Lidl y Aldi. Waitrose y el resto de los supermercados centenarios se sienten un poco traicionados por sus compatriotas. Lild acaba de dar el sorpaso y ya está por delante en cuota de mercado sobre la anciana Waitrose. Millones de británicos han olvidado su historia, su adn, y acuden a los supermercados de aquellos que no hace tanto eran nuestros enemigos. Muchos de los mismos que brindaron con pintas por la salida de su amado y endogámico Reino Unido de la caduca y odiada Europa, ahora gastan sus libras en los supermercados europeos. Entre la patria y el precio, lo segundo es lo primero. Los supermercados germanos ya concentran más del 12% de la cuota de mercado, y todo apunta a que en un horizonte cercano superarán el 15%. Lild crece a un ritmo del 40% entre las familias británicas con niños. Incluso está captando familias de clase media alta, el segmento favorito históricamente de Waitrose. Y luego, están los yankees, esos tal Amazon que dicen que tarde o temprano entrarán en serio en el mercado.
Waitrose ha cometido un error, como el resto de los retailers del sector, combatieron contra los nuevos actores en su terreno. Y se dieron cuenta que no podían ganarles en precios, entre otras cosas porque estos nuevos actores tenían un surtido en su mayoría de marca propia que les hacía hiper competitivos.
Entonces se dieron cuenta que tenían que diferenciarse de ellos. Por eso empezaron a mejorar la calidad de su surtido, y por eso ahora anuncian que empezarán a hacer actividades dentro de sus supermercados. Van a empezar a impartir clases de yoga en tres supermercados antes de extenderlo a sus 353 supermercados, expandidos por todo el Reino Unido. Empezarán este lunes 12 de febrero. Ofrecerán clases nocturnas en sus tres supermercados. Las clases se llevarán a cabo en salas privadas o cafeterías que están cerradas para los clientes. Además Waitrose ofrecerá servicios nutricionales personalizados en dos supermercados de Londres.
Cada clase de yoga, que es adecuada para todos los niveles, costará £ 7 por sesión o £ 35 por seis sesiones. Y si le parece caro, asómese a los precios que cobran en el reino Unido por hora de clase de yoga…. Waitrose incluso proporciona las esteras para la clase. Los clientes pueden reservar en línea en el sitio web de Waitrose.
Pero esto no es nuevo, hace 5 años Tesco anunció que abriría espacios comunitarios en sus tiendas más grandes para ofrecer clases de cocina, sesiones para madres y bebés y yoga. Pero al final fue solo un anunció que quedó en nada. Un error.
Morrison, otro de los grandes supermercados, no en muy buena salud, y que viene de haber notificado hace 4 días que recorta 1.500 puestos de mandos intermedios en sus supermercados (generalmente subdirectores) para crear 1700 puestos más junior enfocados cien por cien a la atención al cliente, nos dice que empezará a dar “servicios nutricionales” a sus clientes.
Pero si nos salimos del Reino Unido, el primer antecendente que recuerdo y del que les hablé en uno de mis artículos hace un año, fue la cadena de supermercados norteamericana ShopRite, la cual introdujo nutricionistas fijos en todos sus supermercados, y cada día daban clases de cocina saludable a sus clientes.

 

Fuente: Patch

Los retailers están haciendo cosas para diferenciarse, por eso el gran retailer norteamericano de supermercados HEB, ante el ascenso también de los supermercados de descuento alemanes y no tan alemanes, ha empezado a celebrar clases de educación nutricional, con cierta asiduidad, a todos los alumnos de los colegios cercanos a sus supermercados.

Esto de las actividades que crean comunidad cada vez las veremos más en el retail del futuro. Retailers visionarios como Apple lo saben, y por eso crean sus nuevos modelos de tienda en torno al concepto de “plaza de pueblo“, y por eso retailers aventajados como Lululemon, realiza también innumerables actividades para sus clientes, como por ejemplo, clases de yoga en sus tiendas:

Fuente: Lulemon

O tiene en cada tienda un Run Club. Por ejemplo, esta semana si usted está en Londrés, y le gusta la idea vaya al Lululemon en Covent Garden. Les esperará un tal Vince y un tal Dilan. Son sus monitores. Hay para todos los niveles de forma física, el asunto es conocer gente, hacer ejercicio y divertirte. Son entre 5 y 7 kilómetros. Salen a las 6.15 p.m . No se lo piense.

Fuente: Lululemon
Si usted viven en Londrés, sea listo, vaya los lunes, miércoles y viernes a Waitrose a las clases de yoga, y de paso reciba consejos nutricionales;  los martes,  y jueves, a correr con los chicos y chicas de Lululemon. Y el sábado y domingo descanse, ya habrá hecho la compra la semana.

AUTOR: LAUREANO TURIENZO

Próximos eventos en los que estaré  fuera España. Marzo 2018:

  • Conferencia sobre SHopper Marketing en la Universidad Internacional Florida. Miami
  • Director del programa, la curso de 25 horas certificado por la Universidad de Florida: Dirección Negocios Retail