LA FÓRMULA CHINA PARA VENCER AL COVID-19

A las 0:50 de esta madrugada en China, partía el primer tren  de Wuhan. Salió  la estación de tren de Wuchang y se dirigió a Guangzhou. Occidente aún dormía. Aún duerme. Después de 76 días de “cerrar la ciudad”, Wuhan finalmente reanudó la libre circulación con otras ciudades.

Oficialmente la nación ha sufrido pocas bajas: menos de 3.335   España ya casi alcanza los 15 mil muertos-3.335 muertos en un país de casi 1.4 mil millones. Es una nanocifra.

Algunos capitalistas en occidente no se creen esas cifras. No se las creen en absoluto. Piensan que son una broma de mal gusto. Piensan ¿y qué dice de esto la OMS?

Xi Jinping,  líder supremo del  Comité Central del Partido Comunista de China está contento. En los periódicos del otro lado del mundo titulan: “Xi Jinping emerge como líder mundial frente al coronavirus en pleno declive occidental”

El Gobierno chino encarceló durante 76 días a 9 millones de personas. En los momentos previos al confinamiento total, debido al impacto del Festival de Primavera y la epidemia, más de 5 millones de personas abandonaron Wuhan, y 9 millones permanecieron en la ciudad.

Un ciudadano de Wuhan describió “cerrar la ciudad” con “enfermedad que baja como una montaña”. Fue casi un instante: una metrópolis moderna se le cortó el tráfico externo, se cerró el transporte público, se cerraron algunas calles y muchas tiendas. No nos dio tiempo a escapar…

Los ojos occidentales fueron expulsados de Wuhan. Esto era una cosa de ellos y el microvirus. La OMS, ese gigante burocrático que vive de las cuotas de sus países miembros, donde entre otras cosas los países pagan por el número de habitantes, envió una delegación de observación varias semanas después. Dio el OK

Despues de 76 días parte el tren. Y la nación está satisfecha. Informa a occidente de los números oficiales de muertos. Occidente oficialmente se lo cree.  El problema empieza a resolverse. La OMS alaba a China. Las cifras oficiales de muertos son las que dice el Gobierno Chino. Nadie cree los números de China, salvo la OMS. Lo dice su socio más generoso, cómo no creerle.

Los médicos en Wuhan notaron por primera vez el nuevo coronavirus en diciembre y comenzaron a intercambiar advertencias urgentes . Las autoridades del gobierno local se dispusieron a silenciarlos; algunos fueron detenidos y obligados a firmar documentos admitiendo irregularidades.

Lo que no vieron los ojos occidentales, fue que la tecnología, los algoritmos, sirvieron para ubicar mejor los distritos, las calles, las casas de los infectados. Literalmente hubo calles tapidas, donde los habitantes fueron aislados. Wuhan se convirtió en la mayor leprosería de todos los tiempos.

En la leprosería, siempre hubo salas para los más podrídos. Hubo barrios donde se cerraron incluso los supermercados, donde todo quedo tapiado, y los alimentos llegaban por encima de los muros. Hubo barrios donde se bloquearon las calles con montañas de bicicletas u otros objetos, para que los infectados y sus familias no pudieran escapar. Dentro quedaron, hombres, niños, mujeres, mujeres embarazadas, ancianos.

 

Foto tomada el 30 de marzo,  comidas para llevar entregandose en la valla instalada en la calle peatonal Jianghan Road en Wuhan.

Foto tomada en marzo: Una comunidad de barricadas temporales compuestas de bicicletas compartidas y recintos de plástico. 

 

Hace un parde días, según el último informe de la Sede Provincial de Prevención y Control de Epidemias de Neumonía Coronaria de Hubei, hay un total de 6.988 “comunidades no epidémicas” en Wuhan (distritos), lo que representa el 98,4%. En los últimos 3 días el número de “comunidades libres de epidemias” disminuyó en 45, lo que representa una disminución del 0,6%. Las  “comunidades libres de epidemias” identificadas fueron “eliminadas de la lista“.

Un periódico chino revela: “la persona relevante a cargo de la Sede Central de Prevención y Control de Epidemias de Neumonía de New Crown en Wuhan dijo el 5 de abril que desde el 1 de abril, los datos de personas infectadas asintomáticas han sido notificadas diariamente. A partir del 4, las infecciones asintomáticas se incluyen en el factor de identificación “libertad”. La comunidad donde se encuentra la persona infectada asintomática se cancelará o suspenderá de acuerdo con las reglamentaciones, y la comunidad o calle a la que pertenece se cancelará o suspenderá al mismo tiempo. En la actualidad, debido a razones como infección asintomática, 70 comunidades, y 11 calles (ciudades) han sido canceladas o suspendidas.”

Los vecinos tienen que seguir encarcelados. Saben quién es el culpable. Está confinado cerca de ellos. En su misma calle. Saben dónde vive. Saben quiénes son sus familiares. No lo olvidarán.

Según la Comisión Municipal de Salud y Salud de Wuhan, hasta el 4 de abril, hubo 23 infecciones recientemente asintomáticas en Wuhan, 34 personas fueron liberadas de la cuarentena ese día y 682 personas aún están bajo observación médica. De acuerdo con las reglamentaciones anteriores del gobierno municipal de Wuhan, si se reconoce como una “comunidad libre de epidemias”, los puntos de venta comerciales en la comunidad pueden reanudar los negocios normales para los residentes de la comunidad de 9 a 18 todos los días.

Al fin se van a abrir las tiendas. Cada hogar puede enviar a una persona por día. Con el pase único emitido por la comunidad (pueblo) o el pase electrónico del código de salud aprobado por la comunidad, pueden comprar en la “comunidad no epidémica” donde viven, y el tiempo de salida de la comunidad se controla a las 2 horas cada vez.

Cuando el Partido Comunista de China bloqueó a toda la ciudad para combatir el brote local de la nueva epidemia de coronavirus, algunos funcionarios de salud pública mundial advirtieron que este enfoque no cumplía con las regulaciones de respuesta a la epidemia global y puede empeorar la situación.Lo notificaron. Fueron silenciados. La OMS no estaba de acuardo, su mayor aportador estaba haciendo las cosas bien. A pesar de llevar a cabo el mayor gueto temporal en la historia de la humanidad. Era por el bien de la humanidad. Aunque lo que sucediera dentro, más allá de los muros, nunca lo llegaramos a saber.

Hoy, a medida que el número de casos nuevos en China ha disminuido drásticamente, y el número de casos nuevos fuera de China ha aumentado, el enfoque duro de China a este patógeno está desafiando las ideas tradicionales sobre la mejor manera de hacer frente a las enfermedades infecciosas durante décadas.El método chino funciona.

Mientras, hace un mes, desde Hong Kong se quejaban en los medios libres de esa ciudad, o semilibres:” La provincia de Hubei ha estado cerrada por más de un mes, y más de 2.700 personas de Hong Kong están varadas en la provincia, incluidas tres mujeres embarazadas. Su fecha de vencimiento es dentro de los próximos dos meses. El Secretario de Asuntos Constitucionales y Continentales, Nie Dequan, le dijo al periódico local  que se había puesto en contacto con las tres personas para comprender sus necesidades y se había comunicado con los funcionarios del gobierno local para atenderlas y satisfacerlas. Además, un ciudadano de Hong Kong de 77 años que vive en Wuhan murió después de ser infectado con la enfermedad”.

La Sra. Zhou, ciudadana de Hong Kong varada en Yichang, dijo que su hija tiene un trastorno amniótico y espera regresar a Hong Kong para recibir tratamiento médico lo antes posible”.

9 millones de prisioneros, entre los que había seguramente enfermos de cáncer, enfermedades crónicas y necesidades de medicamentos de pacientes especiales. Los supermercados fueron cerrados en muchas calles. Las ventas online se dispararon. Los supermercados pueden hacer arreglos para que el personal lleve a cabo una “entrega sin contacto” de punto fijo. Métodos: enviar requisitos de compra y centrarse en compras grupales.

El personal contratado por los supermercados, llegaba a la valla, o la barricanda. Grita: “¡Tus cosas están aquí!

Chongshan Road, dos ciudadanos transportan huevos.

Los periodicos locales narran:”Cuando la ciudad se cerró por primera vez, las personas de la comunidad no se atrevieron a salir y se quedaron en el balcón por un tiempo. La vieja casa no está bien insonorizada. Siempre se puede escuchar el ruido de los niños en la casa del vecino. A veces también se pueden escuchar las peleas y el entrenamiento de las casas de otras personas”.

Los comerciantes organizan grupos a través de Wechat . Captan clientes. Reciben los pedidos. Envían a los chicos. Pedalean raudos por las calles desiertas. La comida llega. Unos ojos observan a través de los agujeros del muro.

Los muros han funcionado. Han derrotado a microorganismo. Y la tecnología y los algoritmos, y el comercio electrónico han sido una bendición: según los datos de monitoreo de Alipay, en los tres días a partir del 23 de marzo, el pedido de té con leche en Wuhan ha aumentado en 8 veces. Una tienda de desayunos en el lado libre de la ciudad tiene que entregar comidas al lado apestado de la ciudad, que está apenas a 200 metros de distancia más de 300 veces al día. Siempre hay comida para llevar esperando al otro lado de la cerca. Han hecho agujeros en la cerca. Así pueden entregar la comida sin contacto con los aún apestados. Hay ojos observando a través de los agujeros. Esperan. La comida.

 

A veces, se encuentran cabezas observando por encima de la cerca. Le aconsejan que se baje. Que cumpla las normas. Más allá de la cerca.

 

 

La semana pasada, la comida para llevar de la tienda Chen Feng envía cientos de pedidos al otro lado de la cerca. Es un gran negocio  la epidemia.

Un periódico local dice:  ”Para facilitar la entrega, las comida para llevar eliminaron los obstáculos que bloqueaban los vehículos eléctricos en ambos extremos de la calle peatonal Jianghan Road y disfrutaron de la sensación de exceso de velocidad en la calle peatonal durante 2 meses. El día 28 de marzo, Chen Feng fue detenido por el administrador de la ciudad de turno. La otra parte le preguntó: “¿No sabes que esta es una calle peatonal?” Chen Feng perdió su sonrisa y  se dio la vuelta”

En Wuhan se abren ya los centros comerciales y las tiendas en las zonas liberadas. El 30 de marzo, los principales centros comerciales en Wuhan reanudaron sus operaciones, con más personal que clientes en Wuhan International Plaza. Una tienda de ropa solo espera a 21 clientes por día, y el empleado limpia el sofá de la tienda cinco veces al día.

Muchas sucursales bancarias también reanudaron sus actividades en este día. Largas colas se alinearon en la puerta del CITIC Bank en la calle peatonal de Jianghan Road, y la multitud se separó inconscientemente al menos 1 metro. Hay sobre todo personas mayores en la cola, no entienden eso de la banca en línea, no han podido sacar dinero durante este tiempo.

Durante el equinoccio, Wuhan experimentó una primavera fría, y el dueño de la tienda de ropa Zheng Zhonglian regresó a la tienda con un abrigo. El día en que cerró, sus varias tiendas en Wuhan perdieron más de 200,000 yuanes solo en alquiler, y el costo acumulado de la ropa de invierno fue de 300,000 yuanes. “En la industria de la confección, la venta de productos es lo más terrible. Si no vende ropa esta temporada, no tendrá dinero para comprarla para la próxima temporada. El costo de la ropa de invierno es el más alto”.

La mayoría de las tiendas en Wuhan están al borde de la quiebra. Por lo visto las que peor lo van a pasar son las de ropa.

El dueño dice: “. La epidemia ha terminado, pero los negocios se han ido, ¿cómo va a ser la vida?

Una tienda de cadenas de ropa al lado también se abrió a toda prisa. Solo una pequeña área en la puerta estaba decorada con ropa de primavera y verano, y las palabras “Invierno de 2019” aparecían en la pantalla grande de la tienda. La otra tienda frente a la puerta estaba cerrada, y la nota en la puerta decía “Cerrado durante el Festival de Primavera y abierto el 1 de febrero”.

McDonald’s abrió, Starbucks abrió, las tiendas han abierto. La vida regresa. Una ciudad con tiendas abiertas es una ciudad viva.

Hay una industria que ha ganado mucho dinero en el invierno: una imprenta que hace pancartas. El dueño de una tienda dijo a los periodistas que los pedidos del gobierno, los hospitales y los equipos médicos eran demasiados para recibirlos. Pidió ayuda a varios familiares y cerró la puerta todos los días para hacerlo día y noche. Está contento.

En las vallas, en los muros, en las barricadas, que bloquean las calles infectadas, se cuelgan carteles “ Comida para gatos”.  Quizá esperan que del otro lado les den la comida que no van a poder comer….  Durante dos meses en el cierre de la ciudad, estimó que el 20% de las tiendas de alimentos no básicos habían expirado y no podían venderse. Un jefe llamado Qiu trajo la comida vencida a casa para comer “Solo cómprela usted mismo y reduzca las pérdidas”, es el método que usan los retailers de Wuhan para salvar las cuentas de resultados.

En un periódico chino se puede leer:

A las 10:00 el 4 de abril, la gente de todo el país observó tres minutos de silencio, la bandera nacional se bajó a la mitad de la bandera, los automóviles, los trenes y los barcos silbaron, y sonó la alarma de defensa aérea. En la playa del río Hankou de la ciudad de Wuhan, el Hospital Central de Wuhan y otros lugares, los ciudadanos presentaron espontáneamente flores para llorar a los mártires y compatriotas muertos que murieron en la nueva epidemia de neumonía.

  En Wuhan, 2,571 personas murieron de nueva neumonía coronaria. El brote temprano fue el momento más difícil en Wuhan. El Centro de Emergencia de Wuhan puede recibir 15,000 llamadas de socorro por día, pero solo hay 57 ambulancias. Un despachador dijo que cada vez que se conecta, puede ver que hay 20 o 30 personas esperando en la fila detrás de usted. Una ambulancia una vez llevó a un paciente gravemente enfermo a través de seis hospitales, pero no fue aceptado, y finalmente fue enviado a casa.

 

Liu Jun, que vende carne, espera que Wuhan vuelva a la normalidad lo antes posible. “Normalmente, las cafeterías y los restaurantes vendrán a comprar carne. Nuestra familia no tendrá que masticar libros viejos”. Zheng Zhonglian, que vende ropa, estima que incluso ahora que se ha levantado el permiso para ir a las tiendas, mucha gente no lo hará, así que se va a centrar en vender online.

A finales de enero, 9 millones de personas, más que la población de Andalucía quedaron encarceladas por su bien. Es la política de distancia social total. Estuvieron durante 76 días prácticamente aislados del mundo. La OMS, el vigilante mundial de la salud,tarda varias semanas en viajar oficialmente a la zona cero de  Wuhan. Comenta: “vemos real el descenso de contagios y elogiamos las medidas de cuarentena impuestas

Son soluciones “contundentes y rápidas” han hecho más lento el avance del virus y han evitado centenares de miles de contagios.

El Gobierno chino encarceló durante 76 días a 9 millones de personas. EQuedaron divididas en sanas, menos sanas, infectados. Durante ese tiempo, los ojos occidentales no han visto vídeos en youtube de lo que pasaba ahí a dentro, tras los muros, las cercas, las alambradas. Apenas algunas fotos..

El modelo chino ha funcionado. Covid-19 ha sido practicamente derrotado sin apenas bajas.

 

Laureano Turienzo. Consultor & Asesor empresas retail

2017-2019: 200 conferencias con más de 50.000 asistentes de 15.000 empresa del Retail, y «one to one» con empresas líderes en 32 países.  He asesorado, o han contratado mis servicios, 7 de los 10 principales retailers de Iberoamérica y más de 80 empresas e instituciones en estos 3 años.