LO QUE SUCEDERÁ EN MUCHOS SUPERMERCADOS…

Hace un año, París aprobó una ley que permitía a cualquier persona tener un huerto urbano en cualquier ubicación: los parisinos podían cultivar sus huertos en los sitios más insospechados: tejados, paredes, jardineras de los árboles en la calle. Podían en sus casas o en sus oficinas. Frutas, flores, toda suerte de vegetales. Sólo hacía falta pedir permiso y describir su “proyecto de huerto”.
En la primavera de 2020, se hará realidad un oasis urbano de unos 14,000 metros cuadrados que producirá, con métodos completamente orgánicos, alrededor de 1,000 kg de frutas y verduras todos los días en temporada alta . La granja urbana más grande de Europa . Y estará en un tejado.

París es la primera. Luego vendrán las demás. No es negociable.

Están sucediendo cosas que no sucedía. En Montreal, en Bruselas, en Medellín los supermercados se rodean de huertos propios.  O directamente los cultivan en sus tejados

IGA opens the country’s biggest organic vegetable garden… on its roof

 

En uno de mis viajes a Colombia, uno de los países más interesantes del mundo, y con mayor potencial en el retail, Guillaume Seneclauze , Executive Director de Carrulla, Grupo Exito, me enseñó su magnifica propuesta en este sentido:

 

A cada lechuga le ponen un día de cuándo fue cosechada.

Vivimos en un mundo donde los consumidores están cada vez más concienciados con su consumo más saludable y orgánico. Por otro lado, ya intuimos que la agricultura en el futuro próximos pasará por la descentralización, la transparencia y la personalización. Y para ello (y se lo contarán en el futuro), actores como Walmart (ver sus últimas patentes al respecto), construirán redes de granjas hidropónicas en sus centros de distribución cercanos a las ciudades, eliminando las ineficiencias de la cadena de suministro tradicional.
Ya hemos visto en algunos supermercados, en superficie de venta, ejemplos de agricultura vertical en ambiente controlado. Curiosamente, sobre todo en los países con más consumidores orgánicos, Alemania, Holanda…etc .Usted entrará en una supermercado, y se meterá en una de esas granjas verticales y recolectará las hortalizas y verduras que quiera consumir.

Resultado de imagen para supermarket urban gardens

La agricultura de ambiente controlado (CEA,) se basa en la producción de alimentos en un sistema hidroponico cerrado, donde se controla la temperatura, la humedad, el espectro de luz, etc., buscando las condiciones óptimas para el crecimiento de la planta.Resultado de imagen para supermarket vertical farmer

 

Este “control” permite usar algoritmos’ para obtener producciones predecibles (sabor, tamaño, nutrición..etc) y personalizables (por ejemplo se puede modificar una plante en función de las necesidades comunitarias; ej: si usted padece de enfermedades renales, puede encargar producción de lechugas con bajo contenido de potasio).

Además, las granjas de CEA (principalmente en forma de granjas verticales) son de alto rendimiento, resistentes a las condiciones climáticas extremas y resistentes a los brotes de pesticidas . En promedio, las granjas verticales utilizan un 95% menos de agua y producen 10 veces más.

Veremos también cómo todos estos alimentos tendrán transparencia en la información con simplemente acercar nuestro móvil a ellos y escanear sus codigos en la cada etiqueta : fecha optima de cosecha, día mejor para su consumo, datos de nutrición y calificaciones de otros. Los grandes retailers proporcionarán información sobre cómo se cultivaron.
Por otro lado, los defensores de este tipo de agricultura, argumentan que responden a la filosofía “local y orgánico”, a tal punto que la máxima institución de USA en cuanto a la certificación de comida orgánica, la USDA Organic, ha declarado recientemente que los alimentos cultivados hidropónicamente pueden ser certificados orgánicos, ya que favorecen a una mayor sostenibilidad: tienen una vida útil prolongada, y evitan el uso ineficiente del agua, reduce los precios y permite la accesibilidad a muchas personas a alimentos que de otra forma serían honerosos para ellos. Además si los retailers cultivan en almacenes cercanos a las tiendas, o en las mismas tiendas, los clientes tienen acceso a los alimentos a demanda en cuestión de horas, y mucho más frescos. Muchos de los fans de este tipo de agricultura indican que es más saludable y de calidad a tal punto que argumentan que muchos chefs Michelin Star se asocian con granjas verticales por su calidad superior.

No me interesa mucho el debate si este tipo de agricultura es superior o no a la tradicional. Lo que me interesa es que es una evidencia que en un mercado que cada vez vamos a margenes más bajos, los grandes retailers van a intentar controlar toda la cadena de producción en aquellos alimentos donde la tecnología se lo permita, acortando los costes de intermediarios, los costes logísticos, y las ineficiencias. Veremos granjas verticales en los almacenes de retailers ubicados en los extrarradios de las ciudades, y veremos, cuando los centros de las ciudades, sean cerrados al tráfico, y los parking pierdan todo su sentido cómo se trasforman en almacenes de última milla para entregas de pedidos online, y también en lugares donde se cultive este tipo de agricultura, muy cercano a las tiendas. Y también veremos retailers que dediquen sus tiendas gran espacio al grab&farm (agarralo de la granja).

Autor: Laureano Turienzo