MCDONALD´S .ASÍ SERÁ EL NUEVO MODELO DE RESTAURANTE: FUTURISTA, GIGANTE Y ECO-FRIENDLY

El Rock&Roll ha muerto, se podía leer esta madrugada en un períodico local. En Chicago nos dicen que el lugar donde Elvis se hubiera sentido siempre a gusto comiendo, acaba de ser derribado. El icónico McDonals Rock&Roll de Chicago.

Entre nosotros, Chicago es fea. Una de esas ciudades en las que te sobran horas de una mañana para saber que aquel no es el lugar donde serás feliz. Hace un par de décadas, hice un viaje. Había estado de mochilero por Canadá, recorriendo ciudades con uno de esos coches tan grandes que podrías quedarte a vivir en ellos. Venía de la maravillosa y melancólica Quebec, de la ya por entonces futurística Toronto, había recorrido Nueva Escocia y Terranova. El corazón me latía fuerte. Era el final del verano de 1999. Quedaban unos meses para el fin de la humanidad, según pensaban algunos, pero yo estaba  ten feliz en mi viaje sin un rumbo concreto, ajeno al cercano apocalipsis . Entonces, cuando me estrellé contra el muro que era el Océano Atlántico decidí regresar hacía algún lugar. Y supongo que alguna carretera me llevó a cruzar la frontera y tras casi un día conduciendo sin parar, llegué a Chicago. Ojeé mi Guía Lonely Planet (por entonces, por mucho que les sorprenda, vivíamos en un mundo que no estaba tiranizado por los teléfonos inteligentes, ni googlelizado ). Debo confesar que no vi mucho que me llamara la atención. Estuve paseando por el barrio Chino, y luego por el barrio italiano, observando los rascacielos, y poco más. Pero lo que más recuerdo de aquella ciudad, a la que nunca he regresado, fue aquel McDonals. No había visto nada igual. Me pareció como uno de esos monumentos entre horteras y fascinantes. Y me pareció enorme. Jamás había visto un McDonals tan grande. Entré. Y les aseguro que fue cómo entrar en una de esas películas de sábado por la tarde, donde Elvis movía la cadera. Sería hortera, sería la antítesis de la cocina que siempre me gustó, pero era rock&roll. Recuerdo que me pasé la tarde ahí, oyendo la música. Supe que era el mejor sitio al que podía ir en Chicago.
Este mes se está derribando aquel lugar que de alguna forma se vino conmigo. Pero los periódicos y las revistas especializadas de aquí no dicen nada de ello. Hablan de experiencias singulares, del concepto de la compra como un viaje hacia algún lugar que no debes olvidar, y mientras lo hacen, se derriba uno de los lugares que no olvidé, ni yo ni seguramente millones de personas que lo visitaron durante todos estos años.

Fuente: The Curve

El Rock&Roll ha muerto, y lo sustituirán por un nuevo concepto de tienda que llenará los titulares de los periódicos, y que espero que se hagan eco los medios  en castellano. Se trata del nuevo modelo gigantesco (19.000 pies cuadrados) y eco-friendly. Y aunque aquel viejo y fantástico McDonals rock&roll nos maravilló hace dos décadas, por las fotos que hemos podido ver, ya intuimos que este nuevo concepto de restaurante estará en nuestra lista de tiendas a visitar en el mundo. Se trata del McDonal´s del futuro.
Lo primero que pensé al ver ayer las fotos, fue que los arquitectos de las últimas tiendas de Apple, estaban por ahí en medio. Mucho vidrio y acero, árboles dentro del restaurante/tienda.  El concepto de plaza de pueblo del que ya les he hablado y en el que creo como concepto que veremos en muchas tiendas del futuro.

Fuente fotos McDonald´s:

McDonals es un militante ecológico que ahora hace restaurantes con árboles dentro, e incluye hamburguesas veganas en sus menús. El mundo está cambiando demasiado rápidamente. Pronto veremos a los chicos de la ExxonMobil colgados de un edificio enarbolando una pancarta de Greenpeace.
Se trata de la “Experiencia del futuro” de McDonald: van a derribar sus viejos y obsoletos restaurantes/tiendas icónicas y van a sustituirlas por otras acordes a estos tiempos digitales. Sitios donde entres y te sientas de este tiempo, muchos quioscos con pantalla táctiles. Omnicanalidad. Muy millenial y gen-z. Muy eco-chic, con paneles solares, aires acondicionados y freidoras de bajo consumo. Menús más sanos, y más cools. Un restaurante con coches de Uber en la puerta para llevar huracanadamente tu pedido a la puerta de tu casa. Un restaurante “pedestrian friendly”, integrado con la estética urbanita y con pocos estacionamientos para automóviles. Con muchos árboles rodeando al restaurante,  ni más ni menos que 70. Un nuevo Mc Donal´s más moderno, más ecológico, más millenial.

El Rock&Roll ha muerto.

Autor: Laureano Turienzo