¿QUÉ ES EL RETAIL?

El problema es la definición. Sucede que todos hablamos de retail.Pero si usted pregunta qué es realmente, en qué consiste y qué sectores lo conforman, es aquí donde observará un caos de definiciones.

Los datos oficiales nos indican que casi el 11 % de la población española trabaja en este sector de sectores (según datos del INE 1.907.500 personas en 2015). Pero realmente somos  muchos más. Oficialmente el comercio representa el 12,3% del PIB de la economía española y el comercio minorista (retail), en particular, constituye por sí solo el 5,3% del total. El sector lo constituyen cerca de medio millón de empresas y casi 600.000 establecimientos.
Pero realmente el retail es mucho más amplio.   Ya que el retail  son todos aquellos productos y servicios que se venden o alquilan a un cliente final.

Si tomamos como correcta esta definición, el peso del retail en una economía es enorme. Ya que muchos sectores se deberían incluir en ese sector de sectores. Y concluiriamos que gran parte de la población española, o de otros países,  trabajan en el Retail, o en empresas que orbitan en torno …. Una inmensidad de empresas tienen un elemento común: venden o alquilan algo a un cliente final.
Una tienda de Moda comparte estructuralmente muchas de sus técnicas y estrategias a las que usan las tiendas que venden equipamiento del hogar, por comparar algo. Pero si analiza otros sector, exiliados de los foros o revistas especializadas en distribución o retail,  comprobará que hay miles elementos comunes: la banca es Retail puro, a tal punto que todos los grandes bancos del mundo tienen sus departamentos denominados Retail. Y la telefonía. Y el sector de servicios inmobiliarios (en la mayoría de los países anglosajones están dentro de las grandes asociaciones del Retail). ¿Y que decir de los concesionarios de automóviles? Retail puro. ¿Y los seguros que se venden particulares? Y por supuesto, las empresas que venden servicios de transportes a particulares (taxi, tren, barco, avión..: ej, Uber es considerado retail por las asociaciones principales del retail norteamericano).  Y correos, mensajerías. Y los gimnasios, y las clínicas de belleza, y las peluquerías, y las lavanderías. Y los cines, y los restaurantes, y las academias de educación privada, y las estaciones de servicio…

¿Porqué Starbucks es considerado retail y una cafetería de barrio no lo es? ¿O porqué un McDOnals o un Pizza hut es retail y un bar no lo es?  ¿Por qué una cadena de hoteles no es considerada retail cuando en los mercados anglosajones se está hablando ya de que el sector de los hoteles serán el abanderado del retail experimental en los próximos años?

Creo que lo ideal vuelve a ser reedificar los conceptos y proponer una nueva definición. Propongo esta definición universal y aplicable a cualquier mercado o país:

SECTORES DENTRO DEL RETAIL

Partiendo de esta definición minimalista, propongo el siguiente inventario de sectores y subsectores que deben conformar el retail, sin diferenciar entre tiendas físicas o ecommerce, sino apostando por un escenario omnichanel:

1. Alimentación y bebidas
2. Moda (ropa, zapaterías, Artículos de joyería, equipaje, artículos de cuero y otros)
3. Equipamiento del hogar (muebles, decoración y hogar)
4. Servicios (si se venden directamente a un cliente final, se excluirían todas las ventas de servicios a empresa, en ese caso sería B2B)

Servicios bancarios personalizados
Informática
Ocio diurno y nocturno y entretenimiento
Telefónica
Juego
Servicios inmobiliarios
Seguros
Consultorías
Transportes ((taxi, tren, barco, avión)
Turismo
Correos y mensajería
Almacenaje y logística
Salud (Servicios médicos privados, Hospitales privados, clínicas dentales)
Fitness , Gimnasios
Belleza (clínicas belleza, servicios Personal belleza, Peluquerías, otros)
Reparación y mantenimiento hogar
Lavanderías,
Alquileres y renting
Servicios legales notarios contables
servicios arquitectura e ingeniería
servicios veterinarios
Costura
Alojamientos (hoteles, b&B, casas rurales, otros)
Servicios de seguridad a clientes finales
Cultura. salas de espectáculos, museos privados, salas de exposiciones, otros

5. Educación privada.
Escuelas primarias, secundarias, colegios, universidades, escuelas de negocio
Apoyo educativo
Formación informática, idiomas, técnica, comercial, belleza, deportiva, conducción, otros
6. Automóvil (concesionarios) y tiendas de accesorios automóvil
Distribución de Motocicletas, Barcos y Otros Vehículos Motorizados
7. Estancos (*)
8. Estaciones de servicio, gasolineras
9. Perfumería, cosmética, maquillaje
10. Travel retail 
11. Electrónica y electrodomésticos
12. Tiendas de conveniencia (gasolineras, bazares, tiendas 24 horas..etc)
13. Venta directa
14. Distribución de materiales de construcción, bricolaje, ferretería y pintura
15. Ópticas
16. Farmacias (*)
17. Especialidades

Artesanía
Joyería, bisutería
Regalos
Floristería
Jardinería
Fotografía
Pintura
Música e instrumentos música
Cine
Librería
Tiendas de segunda mano,
Papelería y kioscos
Suministros agrícolas
Suplementos alimenticios
Juguetes
Mascotas
Arte
Aparatos telefonía
Artículos deportivos
Artículos de oficina, papelería
Restauración
Videojuegos

18. Restauración (restaurantes, bares, otros)
19. Suministros: electricidad, gas, agua (*)

(*) sectores que están regulados (al menos en España)

Y lo más importante es que todos esos sectores, tienen una cosa en común: el consumidor, o cliente. Y les aseguro que no existe un consumidor exclusivo de banca, o de hostelería, o de supermercados, o de peluquerías, o de cines… Es la misma persona, y por tanto las estrategias comerciales para llegar a ese consumidor son en gran parte transversales en todos esos sectores.
Es cierto que hay una serie de sectores que tienen sus singularidades, como los estancos, donde las regulaciones (tanto en precios, surtidos o publicidad) lo limitan mucho, pero al final se trata de una venta directa de un comercio a un cliente final, y a su modo deben fidelizarlos por algún tipo de mejor servicio o valor añadido. Y es verdad que no existen grandes cadenas de tiendas como en otros sectores, y se trata de mercados hiper atomizados ( y no realmente liberalizados en todos sus aspectos), pero encaja en la definición arriba propuesta. Parecido sucede con las farmacias.
Otro sector que puede levantar dudas sobre si debe incluirse en el universo retail son los servicios de suministros de agua, luz o electricidad. Debido a sus peculiaridades desde el punto de vista del corsé legal al cual están sometidos, pero estas empresa también deben fidelizar a sus clientes finales vía precios atractivos (dentro de los límites que les permite la ley), innovación y valores diferenciales.

Con esto pretendo hacerles ver la importancia que tiene el Retail en cualquier economía. Y sin embargo no hay carreras universitarias que sean retail cien por cien, y apenas hay estudios postuniversitarios. Y por ejemplo, por no haber, no hay grandes instituciones dedicadas cien por cien al estudio del retail. Modestamente debo decir que tengo la suerte de formar parte del Retail Institute España y Latinoamérica, la cual es la mayor institución en Iberoamérica, desde el punto de vista de presencia comercial geográfica en número de países: actualmente tenemos presencia comercial en 15 países.

Autor: Laureano Turienzo