¿QUÉ HACE USTED ENTRE LAS 3 Y LAS 5 DE LA MADRUGADA?

Camine por las calles, estudie qué es lo que sucede dónde hay gente. Observan sus teléfonos. Hoy, su mundo y mi mundo, gran parte del día está enclaustrado en una pequeña pantalla: ahí están mis amigos, mis periódicos, las respuestas a mis dudas, mis cuentas bancarias,mis redes sociales, mis marcas, mis retailers…

Hoy, usted y yo, miramos más de 10.000 veces al año las pantallas de nuestros teléfonos, ese mundo artificial . Si usted vive en UK,  puede que estés entre el 33% (1 de cada 3 personas) que observa su telefono en medio de la noche, muchos de ellos entre las 3 y las 5. Otros muchos, confiesan que lo primero que hacen al despertar es chequear su teléfono. Hubo un mundo donde no sucedía eso. Se lo prometo. Cierre los ojos. Recuerde cómo era su mundo hace 5 años. 1825 días. Recuerde las calles que usted una vez caminó hace 5 años, ¿recuerda a toda la gente observar sus teléfonos? ¿Recuerda cómo eran los vagones de los metros en su vida anterior, la que sucedió hace 1825 días? La gente esperaba, miraba, hablaba, hoy la gran mayoría observa sus teléfonos. Hoy, toda la gente que le importa está en la agenda de su teléfono. Si no está en la agenda de su teléfono no es de su mundo.

Si en estos momentos, nos están observando desde alguna galaxia lejana, y tienen que hacer un retrato robot de cómo somos, apareceremos observando nuestros móviles.

Sea sincero, ¿se iría usted dos semanas de vacaciones sin su móvil? Si usted dice que sí, es usted un tipo raro, según muchas encuestas.

¿Siente usted angustia cuando su teléfono está agotando su batería? Una angustia como que en unos pocos minutos estará desconectada de la realidad, sola y deslocalizada en un mundo extraño.

Si usted cree que el ser humano es el mismo antes de la aparición de los teléfonos inteligentes, siga pensándolo, por mucho que alguien como yo les diga lo contrario, no nos crea, vivirá más feliz.  No se deje influir por macrocifras, como que en el mundo ya hay 3 mil millones de teléfonos inteligentes perpetuamente observados por sus dueños.

Si sus negocios, o sus tiendas, son las mismas en general de hace 1825 días, y usted a pesar de no entender eso de que ahora sus tiendas y negocios no acaban en la puerta de salida de sus tiendas sino que viajan por los teléfonos móviles de sus consumidores allá donde vallan, y a pesar de ello no está en la quiebra, es usted un héroe, y nos demuestra a todos y todas que estamos equivocados.

Hay quien verá en esto, la dictadura invisible de la tecnología, una suerte de deshumanización, de descodificación genética para lo que fuimos creados, un viaje a un territorio muy preocupante donde se derrumbarán todos los valores que dan sentidos a nuestras vidas.  Y otros pensarán que es simplemente la evolución, nada nuevo bajo el sol, solo que ahora ha sucedido más rápidamente.

 

Durante la mayor parte de la historia humana, el mundo no cambió mucho en una sola vida. Siempre ha habido cambios sociales, culturales, tecnologícos que cambiaron la forma de vivir de la gente, la gran diferencia es que sucedieron más lentamente, y tuvimos más tiempo para evaluar los impactos y ajustar. Hoy, de pronto, las cosas han sucedido y ya no hay vuelta atrás..

Autor: Laureano Turienzo . Consultor & Asesor empresas Retail